jueves, 20 de diciembre de 2012

Premios Andrés Solar 2012 :: Discursos


Buenes nueches:
Quería entamar agradeciendo esti premiu a la Xunta pola Defensa de la Llingua, al xuráu del Andrés Solar pol honor que nos faen y al públicu en xeneral pola so presencia.
De la que l’escritor y críticu lliterariu Antón García fundó en marzu de 1992 la editorial Trabe poco barruntaba’l camín que diben percorrer él y la so editorial. De la que nació, Ediciones Trabe presentóse como la primer editorial n’asturianu con vocación de profesionalidá: Antón García nun yera un editor amateur, sinón un editor con toles consecuencias alministratives, llegales y llaborales: d’ello vivía y a ello se dedicaba con enfotu. 

Nun ye secretu pa nadie qu’Ediciones Trabe nació cola voluntá de sirvir a la sociedá asturiana, a la so cultura y, sobremanera, a la so llingua: por eso, de los cásique 700 títulos que componen el so catálogu más de 600 tán escritos n’asturianu: foi una apuesta seria, creíble y decidida.
El camín andáu nestos venti años nun foi siempre fácil: hubo díes bonos y otros peores, pero la nuestra editorial foi a facese un nome con identidá propia hasta llegar a ser un referente de calidá y seriedá dientro de les empreses culturales d’Asturies.
Nel añu 2007, l’empresariu y asturianista Inaciu Iglesias féxose cola propiedá de Trabe, pero l’enfotu y el porgüeyu nun camudaron nada: Trabe siguió pasín a pasu enanchando’l so catálogu, asistiendo, a la vez qu’ella medraba, al esporpolle de nuevos escritores, al asentamiento y medría d’aquellos que yeren nuevos de la que nacía la editorial, y que, xunto a ella anduvieron un camín de non fácil tránsitu: la crisis entamaba sentise en tola so traxedia: la venta de llibros diba cayendo pasín a pasu hasta llegar a una pérdida del 60 %, les subvenciones de l’Alministración a la edición de llibros n’asturianu diben amenorgando añu tres d’añu.
Nestes circunstancies, enduviellaos nuna crisis específica del mundo del papel impreso y una crisis económica xeneral, el mio compañeru Samuel Castro y yo decidimos facenos coles riendes de la empresa: yera arriesgase o morrer y dir sumando paraos a la llarga llista de persones desocupaes nesti país, una sangría que paez nun tener fin.
Son tiempos difíciles, son malos tiempos pa la lliteratura, son malos tiempos pal asturianismu: otra vegada quieren obliganos a tener qu’escoyer ente lo uno y lo otro, dicen, ente lo esencial y lo accesorio; y yá sabemos que pa los socesivos gobiernos del país y pa una partes bien grande de la sociedá asturiano, lo importante ye tolo demás y lo accesorio la supervivencia o muerte d’una llingua que foi quien a sobrevivir demientres sieglos cola única fuerza de los sos falantes.
Son malos tiempos, dicíamos, pa la lliteratura y pal asturianu. Dende Ediciones Trabe decatámonos d’ello día a día, pero tenemos ilusión pa siguir esbrexando y, como nos anicios, derrompiendo camín: queremos abrir víes nueves, y esto inclúi la edición en castellán y la diversificación del negociu: pero que nadie nun ponga en dulda que l’enfotu d’Ediciones Trabe ye siguir al serviciu de la sociedá y la cultura asturianes y de tolos actores que les faen posible: autores, llectores, veceros, empreses de distribución y puntos de venta; a toos ellos, queremos da-yos les gracies por andar con nós nestos venti años de vida.


Poco puedo añadir a les pallabres d'Esther. Siempres que’l premiu se da a varies persones (que lo vi yo nes gales de los Oscar y los Goya) hai una persona que fala en representación y el restu limítanse a dar les gracies.
En primer llugar quiero dar les gracies a Mayor y la mio familia, por tar ehí siempre nestos momentos difíciles y de cambiu.
En segundu lugar, dar les gracies a Esther y toles persones que dalguna vegada formaron parte de Trabe (Antón, Javier, Maniegu, Rafa, Inaciu y Ovidio); pa mi, son 10 años trabayando nel meyor ambiente que se puea imaxinar.
Nun puedo escaecer dar les gracies a escritores, veceros y xente amigo de Trabe por tar ehí durante estos venti años, esperamos siguir cuntando con vós nesta nueva etapa qu'agora entamamos con ilusión.
Dar les gracies, por supuestu, a la Xunta pola Defensa de la Llingua y al xuráu de los Premios Andrés Solar por esti premiu, nun veo meyor manera d'entamar esti nuevu ciclu na vida d'Ediciones Trabe. Coses como esta dannos fuercia y moral pa encarar estos tiempos de crisis.
Pa finar quiero dar la norabona a los nuesos compañeros de pegoyu. Ye pa nosotros un verdaderu placer compartir premiu con un grupu de la talla de Dixebra. A mi personalmente marcáronme yá dende mozu, foron ún de los primeros grupos que sintiera na época del «tuto», allá pelos años noventa.
De mano puedo dicir que’l primer conciertu al que fuera na mio vida foi un conciertu de Dixebra na sala Tribeca d’Uviéu, cuando tovía se llamaba El Antiguo.

Munches gracies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada